Wearables, oportunidad de negocio para las aseguradoras

wearables_0

Los mexicanos somos prácticos, ya que más del 85% cuenta con un dispositivo móvil, con el que interactúan con otras personas, se conectan a Internet, descargan aplicaciones, entre muchas otras actividades. No obstante, la preferencia por la movilidad no sólo se ha quedado en el uso de los smartphones; pues actualmente hay una gran preferencia por objetos que usamos diariamente, como relojes o lentes que cuentan con tecnología, y son conocidos como wearable. Tan solo en México, el 19% de los usuarios de teléfonos móviles ya utiliza alguno.

Entre los accesorios portátiles con mayor penetración, destacan los basic wearables, que miden y monitorean las actividades personales, como los movimientos, pulsaciones, pasos, distancia y tiempo; pero transmiten los datos a otro dispositivo (como puede ser un celular o una tableta) puesto que no cuentan con una pantalla propia; y los smart wearables que además de tener su propia pantalla, permiten realizar otras tareas, como contestar llamadas o atender notificaciones, el más común es el iWatch o Garmin.

Dado que se estima que el valor del mercado de wearables en México crezca 40% y al finalizar este año genere más de 62 millones 560 mil dólares, la industria aseguradora tiene una gran oportunidad para aprovechar toda la información que generan estos dispositivos.

A nivel mundial, algunas aseguradoras ofrecen gratuitamente werables a sus asegurados, con el objetivo de reducir el costo de su seguro, a cambio de obtener evidencia de que la persona tiene hábitos saludables y por ende un menor riesgo en cuanto a enfermedades se refiere.

El uso de estos productos proporciona información demográfica de gran valor para la evaluación de riesgos, pues las compañías de seguros podrían obtener datos más detallados sobre el ejercicio que realizan las personas, el consumo de calorías, la frecuencia cardíaca, análisis de sueño, así como la edad, el género y su historial médico.

Además, los werables también pueden ser de gran utilidad para otros sectores de la industria de seguros como automóviles, hogar, accidentes personales, etcétera; incluso algunas compañías de seguros ya los están utilizando para conocer el comportamiento de los conductores, pues a través de estos accesorios portátiles se puede obtener información en tiempo real, sobre la forma de manejar de las personas.

Como podemos ver, las compañías de seguros deben adaptar sus productos, con la finalidad de atraer a un grupo de clientes cada vez más inteligente y dependiente de la tecnología.

Sin duda, la innovación es clave para que la industria aseguradora siga creciendo y además, continúe agregando valor en un mundo cada vez más digital.

Share This Post:

jrconde