Seguros en México: A la guerra sin fusil

Sólo tres de cada 10 vehículos están asegurados en México. Las pólizas de seguros parecen estar en el olvido para los más de 10.6 millones de automovilistas que circulan sin protección. Cifra escalofriante pero que al mismo tiempo tiene varias razones que pocos toman en cuenta.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Condusef, fue tajante, “El nivel de aseguramiento de automóviles en México muestra un nivel bajo”.

¿Por qué lo dice? Simplemente porque en nuestro país la cifra de aseguramiento es del orden de 27%, es decir sólo tres de cada vehículos poseen una póliza para protegerse ante un accidente o robo de su auto.

Poca importancia en los seguros

Quizás no parecería importante contar con un seguro, pero cuando las estadísticas revelan que tres de cada 100 lesionados en accidentes vehiculares adquieren una DEUDA que representa más del 100% de su ingreso mensual, entendemos su trascendencia.

Los más de 10.6 millones de automovilistas en México que no cuentan con protección ponen en grave riesgo su patrimonio (y el de los demás), ya que cada año se reportan 4.2 millones de accidentes vehiculares en el país, de los cuales, 76% ocurre en las zonas urbanas.

“Tan sólo de enero a junio de 2017, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), reportó el pago de 155 millones de pesos por riesgos ocasionados por ejemplo, por lluvias e inundaciones de autos asegurados. Por lo tanto, contar con un seguro que cuide nuestro patrimonio es primordial”, asegura Pilar Moreno, Directora Técnica en Quálitas.

Este bajo nivel de aseguramiento nos pone muy mal en comparación con otros países como Chile, Colombia, Argentina y Brasil que muestran una penetración del 100%, 80%, 77% y 75%, respectivamente.

¿Cuáles son las coberturas o pólizas de seguros más comunes para proteger un coche?

• Daños materiales: cubre el costo de las pérdidas ocasionadas por un siniestro como: choques, caída de árboles, volcaduras, entre otros.

• Robo total: si roban tu auto te proporcionara el monto correspondiente.

• Responsabilidad Civil: protege de daños materiales, lesiones corporales o muerte que pudieras causar a terceros.

• Gastos médicos: ampara el pago de la asistencia médica por lesiones corporales del asegurado y/o los demás ocupantes del vehículo por accidentes de tránsito.

Causas

Pero, ¿cuál es la razón por la que el automovilista en México no adquiere seguros? El elevado precio es el principal factor por la que el consumidor mexicano no lo hace.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, realizada hace unos años, 42% de la población adulta señaló que no tiene un seguro porque son muy caros, otro 19% porque consideró que no son necesarios y otro 20% señaló que no sabe dónde y cómo solicitarlos.

Sabías que…

Los costos de indemnización en caso de un accidente fatal pueden ir de $310,000 hasta $5’000,000.

Poca confianza

A estas razones habría que sumar los problemas a los que se enfrentan varios automovilistas al momento de hacer válido su seguro.

Cifras de Condusef, advierten sobre el número de controversias recibidas del sector asegurador, en donde el ramo que mayor número de reclamaciones ha recibido en los últimos años fue precisamente el de daños a automóviles, con cerca del 33%.

Es por ello (y no es de extrañar) que varios automovilistas interrogados por 4Ruedas, aseguren que no confían en las aseguradoras.

Aalgunos usuarios inconformes, aseguraron que existe poca información en la mayoría de las compañías aseguradoras, como por ejemplo, la forma en que se determina el valor de la indemnización del vehículo o las excepciones de la póliza de seguros.

“Es indispensable que nuestros asegurados conozcan la póliza que están comprando, y si requieren extenderla, recurran a su agente de confianza o vía web para obtenermás información y asesoraría cuando la requiera”, afirma Pilar Moreno, de Quálitas,

Ante ello, la Condusef afirma: “Estamos convencidos de que a partir de unas condiciones generales claras, una carátula de póliza entendible e información suficiente, se pueden sentar las bases para el desarrollo de un excelente producto”.

Atención

Cuando te entreguen tu póliza de seguro no olvides:

1. Firmar de recibido, asentando la fecha respectiva.

2. Leer detenidamente los datos contenidos en la carátula de la póliza.

3. Revisar con detalle las condiciones generales de la póliza, en especial las exclusiones de las coberturas.

4. Preguntar por escrito cualquier duda pues papelito habla y tendrás la certeza de los riesgos amparados.

Fundamental

Dejando a un lado las problemáticas, es recomendable contar con una póliza que te proteja ante cualquier eventualidad.

Para obtener el mejor seguro, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) exhorta a elegir un producto acorde a tus necesidades y presupuesto;comparar costos, beneficios y cláusulas establecidos por el contrato; y verificar las excepciones del mismo.

Del mismo modo, especialistas señalan que las autoridades deben evaluar periódicamente la transparencia y calidad de la documentación contractual e informativa relacionada con el seguro.

Después de todo, los alarmantes índices de accidentes y robos en el país obligan a estar preparados ante cualquier contingencia. Todos debemos ser conscientes.

 

En caso de accidente y cuentas con seguro…

•Verifica tus daños. Si son muy leves, los involucrados no solicitan reclamo y los autos se pueden mover, lo mejor es que reanudes tu camino.

•Si algo es distinto, trata de no mover tu auto del lugar y posición en la que se encontraba, a menos que agentes de tránsito intervengan.

•En caso de no haber heridos, no permitas la intervención de la policía hasta que llegue tu ajustador.

•Si la autoridad quiere intervenir, solicita que esperen la llegada de tu ajustador, en caso de que insistan, llama de nuevo a la cabina de siniestros y explica la situación. Ellos te dirán qué hacer.

Share This Post:

jrconde