¿QUÉ ES UN SEGURO PARAMÉTRICO?

En los últimos años, la innovación de productos y el análisis de datos han ampliado el alcance de las soluciones de seguros comerciales para ofrecer cobertura a  una gama más amplia de amenazas, exposiciones y peligros. Con su rápido y transparente pago de reclamaciones y la capacidad de ofrecer un pago sin daños físicos reales a un activo, las soluciones basadas en índices o paramétricas a menudo se presentan en la mesa de discusión cuando cubren riesgos difíciles de asegurar.

A partir de conversaciones con corredores y clientes  descubrimos que, si bien hay un interés significativo, todavía existe cierta confusión en torno al concepto de   seguro paramétrico,   qué es y cómo funciona. Por lo tanto, en este primer artículo de la serie pretendemos arrojar algo de luz sobre dicho  concepto.

Desmitificación de las soluciones de seguro   “paramétricas

La mayoría de las personas entenderá  cómo funciona el seguro de propiedad comercial tradicional: por lo general, se paga una prima a cambio de una promesa de cubrir la pérdida real incurrida por un incidente o riesgo nombrado. La indemnización  se realiza solo después de una evaluación e investigación de la pérdida real, con el objetivo de devolver al asegurado a la posición que tenía antes del evento. Con las soluciones paramétricas, al ser éste un concepto relativamente nuevo, el nivel de comprensión tiende a variar.

Entonces  ¿qué es exactamente una solución de seguro paramétrico?

No se deje intimidar por el término   paramétrico,  aun cuando  suena un poco complejo. En realidad, es muy sencillo en un sentido práctico.

Fundamentalmente, las soluciones paramétricas (o basadas en índices) son un tipo de seguro que cubre la probabilidad de que ocurra un evento predefinido, en lugar de indemnizar la pérdida real incurrida.

Es un acuerdo para realizar un pago cuando se produce un evento desencadenante; y, como tal, se separa de un activo físico subyacente o una pieza de infraestructura. Vamos a dividir esto en dos componentes clave. Una solución paramétrica siempre consiste en lo siguiente:

UN EVENTO DE TRIANGULACIÓN

La cobertura de seguro se activa si se cumplen o exceden los parámetros de evento predefinidos, medidos por un parámetro objetivo o índice que está relacionado con la exposición particular de un asegurado.

En la práctica, este evento podría ser un terremoto, un ciclón tropical o una inundación, donde el parámetro o índice es la magnitud, la velocidad del viento o la precipitación, respectivamente. Si bien las catástrofes naturales (Nat Cats) o los fenómenos meteorológicos son los desencadenantes más importantes, existen muchas otras aplicaciones. Los posibles desencadenantes también podrían ser índices de mercado, rendimiento de cultivos, cortes de energía y más.

Los criterios clave para un disparador asegurable es que

  •  es fortuito
  •  se puede modelar.

UN MECANISMO DE PAGO

Aquí hablamos de un  pago preacordado si se alcanza o se supera el parámetro o el umbral del índice, independientemente de la pérdida física real sufrida. Por ejemplo,   10 millones de dólares si ocurre un terremoto magnitud 7 en un área geográfica definida, o 30 millones de dólares si se produce un ciclón tropical de categoría 5 en un área definida, o   50,000 dólares por cada milímetro de lluvia acumulada por encima de un determinado umbral.

¿Qué es un parámetro o índice?

Un parámetro o índice adecuado es cualquier medida objetiva que se correlaciona con un riesgo específico y, en última instancia, con una pérdida financiera para el asegurado. Éste  es un “índice medible” relacionado con un “escenario”. Por ejemplo, la lluvia, relacionada con la demora de un proyecto de construcción; o un terremoto, relacionado con daños a los activos físicos de una corporación.

Cualquier parámetro o índice que se utilice como base para una solución paramétrica debe ser objetivo (es decir, verificable de forma independiente), transparente y coherente. En general, buscamos índices que sean fácilmente medibles y que se puedan informar  de manera rápida y eficaz para garantizar un pago inmediato. Es importante que ni el tomador de riesgos ni el asegurado puedan influir en el evento o en su informe, para evitar el riesgo moral. Esta es la razón por la cual los índices sobre el clima y “actos de Dios”  son tan populares en el seguro paramétrico.

Algunos ejemplos de las agencias y los parámetros o índices respectivos:

  • Agencia Nacional de Medio Ambiente de Singapur (NEA). Contaminantes: índice Standard (PSI).
  • Observatorio de Hong Kong (HKO): señales de advertencia de tifones.
  • Agencia Meteorológica de Japón (JMA):   intensidad sísmica.
  • US Geological Survey (USGS): magnitud del terremoto.
  • Categoría de ciclones tropicales del Australian Bureau of Meteorology (BoM).

Seguro tradicional frente a  coberturas paramétricas basadas en índices: ¿cuál es la diferencia?

A menudo se nos pregunta acerca de la diferencia entre el seguro tradicional basado en la indemnización y el seguro paramétrico que cubre.

Un punto importante que se debe aclarar  aquí es que las soluciones de seguro paramétrico no están diseñadas para reemplazar sino para complementar los programas de seguro tradicionales. Pueden cubrir las brechas de protección dejadas por el seguro de indemnización, como deducibles, peligros excluidos, capacidad escasa o riesgos financieros puros en los que  el asegurado no tiene control sobre el activo subyacente; por ejemplo, la interrupción de negocios contingentes.

Share This Post:

jrconde