Poca compra de pólizas para desastres en México: aseguradoras

8

Aunque las aseguradoras en México cuentan con las reservas de capital y protección para dar respuesta en caso de eventos catastróficos como los huracanes, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) consideró que no hay una cultura de la población para asegurar pese a los programas de promoción de pólizas contra ciclones.

En entrevista, el director de Daños y Autos de la asociación, Luis Álvarez Marcén, comentó que en México el 35 por ciento de las viviendas tienen algún tipo de protección contra este tipo de eventos naturales, el 5 por ciento corresponde a seguros adquiridos de manera voluntaria, mientras que el 30 por ciento restante están ligados a créditos hipotecarios, en tanto que el Fondo Nacional de Desastres (Fonden) cubre a las viviendas en extrema pobreza.

Algo similar sucede en el caso de las microempresas, pues un 5 por ciento de las pólizas son adquiridas de manera voluntaria, mientras que un 15 por ciento de pequeñas empresas cuentan con seguro, en tanto que la mitad de las medianas y grandes están protegidas.

Álvarez Marcén estimó que las compañías de seguro “cuentan con las reservas de capital y protección a través de los contratos de reaseguro para poder dar respuesta.” Agregó que “la regulación que actualmente tenemos en la industria contempla la solvencia de las compañías para hacer frente a los compromisos con sus asegurados.”

Agregó que desde hace varios años el sector cuenta con una reserva catastrófica acumulativa, que cubre cualquier desviación que pudiese ocurrir.

Entrevistado sobre si existe alguna cantidad prevista por las aseguradoras para cubrir los daños causados por los ciclones, Álvarez Marcén comentó las compañías del sector pagan los daños de los bienes afectados con los recursos del mercado internacional de reaseguro, y sus propias reservas.

Explicó en el año 2005, el sector pagó 20 mil millones de pesos en daños ocasionados por el huracán Wilma, de esos recursos el 97 por ciento se cubrió con dinero de los reaseguradores y sólo el 3 por ciento con los fondos de las aseguradoras.

El miembro de la Amis dijo que las empresas del sector cuentan con programas de promoción de las pólizas contra huracán. Sin embargo, no hay mucha cultura de la población por asegurarse. Agregó que “un seguro para huracán cuesta menos de 1 por ciento del valor del inmueble”, mientras que en otras zonas se puede adquirir hasta por menos de 0.2 por ciento.

En el caso de los hoteles, restauranteros, comerciantes e industria, se han llevado a cabo seminarios para que sepan cómo protegerse con estas herramientas.

Share This Post:

jrconde