Pemex y su futuro

La decisión de construir una refinería en Dos Bocas tiene atentas a las calificadoras Moody’s, Standard & Poor’s  y Fitch para definir el futuro de la calificación de deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) que el mercado, esta semana, guiado por la percepción, ajustó en casi un 40% de su precio secundario.

Cuando Octavio Romero tome la dirección general de Pemex con su equipo, sabe que encontrará una empresa en situación complicada, pues, difícilmente, el presupuesto de 2018 podrá considerar que la plataforma de producción se elevará a 1.9 millones de barriles diarios.

Dicen que esta semana habrá sorpresas positivas en Pemex, en materia de producción, pues si recordamos, hace casi un año, el presidente Enrique Peña encabezó el anuncio de que después de casi 14 años consecutivos de caída de la producción, la excavación del Pozo Ixachi 1 en la zona de Cosamaloapan, al sur del puerto en el estado de Veracruz, permitió descubrir una bolsa de entre 1000 y 1,500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Si lo que se dice está confirmado, creo que podría ser el gran regalo del presidente Peña a su sucesor, porque el equipo de Carlos Treviño, de Pemex, y José Antonio Escalera, de Exploración y Producción de Pemex (PEP), pudieron delimitar el campo —que se dijo que podría ser el más grande de los terrestres que se han encontrado en la última década en el mundo— y podría estar produciendo aceite y gas.

Retomo: si las versiones son ciertas, la perspectiva de ingresos mejora considerablemente, más aún cuando de las seis refinerías, sólo la de Minatitlán no estará operando para diciembre. Aun así, Nahle y Romero, apoyados por el futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, tendrán que presentar un muy buen programa de financiamiento, que no se cargue sobre la deuda ni de Pemex ni del gobierno federal, para financiar la refinería de Dos Bocas y cubrir la cancelación del NAIM en Texcoco e iniciar el nuevo, en condiciones similares.

Tenga en cuenta que en 2015, cuando José Antonio González tomó la dirección de Pemex, la empresa tenía un balance negativo de 150 mil millones de pesos; a diciembre de este año concluirá con algo como 40 mil millones de pesos de pérdida, pero con la posibilidad de aumentar el ingreso en PEP con sustitución de reservas 3P de más del 100%, disminuir las pérdidas en Pemex TRI y aumentar la capacidad de proceso de gas para petroquímica y fertilizantes (falta gas natural para que operen al 100) , y con una estructura de recursos humanos más ligera y flexible.

Además del financiamiento de Dos Bocas, si Nahle—Romero convencen para atraer inversión privada en los proyectos industriales y continúan respetándose los 110 contratos existentes, es muy probable que las tres calificadoras mantengan la perspectiva sobre México sin tornarla negativa o degradar la calificación, pues sólo esperan a ver la presentación del programa económico de 2018. Si no convence, lo que hemos visto hasta ahora en volatilidad financiera será juego de niños.

DE FONDOS A FONDO

#EsOtroEscándalo… El jueves 27 de septiembre, el senador Américo Villarreal presentó, a nombre del senador Ricardo Monreal y del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, una iniciativa que fue turnada a las comisiones de Seguridad Social, de Salud y de Estudios Legislativos Primera, en la que se propone contabilizar las prestaciones sociales de los trabajadores al servicio del Estado en UMAS (son 2.8 millones de trabajadores), incluyendo el pago de pensiones (1.1 millones de pensionados).

Una buena explicación puede revertir el impacto negativo de miles de mensajes que circularon el fin de semana, dado que la UMA no es un invento de la Cuarta Transformación, y la unidad de medida sólo está sustituyendo al “veces salarios mínimos” como el cambio constitucional lo mandata. De la revisión somera de la propuesta, es una buena actualización que hace énfasis en la capacidad de fiscalización sobre las entidades que deben aportaciones al ISSSTE.

#¡LoCopio-y-Ya!… Aunque Claudia Sheinbaum (a una semana de convertirse en la primera gobernadora de la Ciudad de México) ordenó que se revise ante el IMPI el logotipo ganador del concurso para identificar a la Ciudad de México antes del 5 de diciembre, lo que parece una decisión razonable, dado que resulta poco “original” —salvo por las rayitas de fondo—, al menos cinco logotipos se han exhibido en las redes sociales.

Aunque el argumento del autor para tomar en cuenta valores históricos y culturales que forman la identidad del patrimonio tangible e intangible de la Ciudad de México, la rara copia en verde limón con bolitas del sí famoso  #CódiceMendocino (que replica al Teocuitlatl o “dios del excremento”, que representa al Oro), es igual a cinco diferentes logos que las “benditas redes sociales” han exhibido en un par de días.

Para empezar, es igual al logotipo de Ixe Banco, con la cruz y las cuatro rueditas; al logo de la Universidad del Pedregal, al logo del Museo Archivo de la Fotografía, pero el “original”, pintado de verde limón, es casi calca de Neural FX.

Lo que preocupa es que ni han solicitado formalmente la investigación en el IMPI, donde sí está registrado el logo de Neural Fx y de Ixe, y entre el jueves y el domingo, parece que al arquitecto tapatío Israel Hernández Ruiz Velasco le están por conceder la “gracia del arreglo”, porque el grupo musical pasó de decir que revisaría la copia a comentar que “no quiere problemas y si pueden seguir usando su logo no habría problema”.

El punto 14 de las bases del concurso, que todos aceptaron, indica que “el jurado descalificará los trabajos que resulten ser plagios, sin importar que estos hayan sido seleccionados como finalistas y ganador del concurso”.

Y mire, no es el pago de 150 mil pesos, sino un tema de “valores” y si algo tiene @Claudiashein es su verticalidad.

Share This Post:

jrconde