Pemex y las vacas flacas en la Administración de EPN

image_22

Lejos quedaron aquellos años donde Petróleos Mexicanos (Pemex) arrojaba buenos resultados. En la Administración de Enrique Peña Nieto la dependencia ha sufrido y no necesariamente por cuestiones internas.

La situación petrolera a nivel mundial no es la óptima, los altos precios de venta por barril quedaron en el olvido, las ventas en la paraestatal van en picada y la deuda todo lo contrario: crece. Y a esto se le suma gastos millonarios en eventos deportivos del sindicato.

Por ejemplo, la crisis de la industria petrolera ha afectado seriamente el precio por barril de la mezcla mexicana. En diciembre de 2012 se vendía en 95.38 dólares por unidad, para septiembre de 2016, último dato que posee la Secretaría de Economía, ha perdido 60 por ciento de su valor, ya que su precio es de 37.90 dólares.

A pesar de que el declive en el comercio de combustibles fósiles ha afectado al mundo entero, por la mayor cantidad de crudo por el fracking y otros factores, el petróleo nacional ha sido de los que más valor ha perdido.

Para comparar la situación, pero con problemas internos muy distintos, el desplome del petróleo venezolano sólo superó por un punto porcentual en el mismo lapso a su símil mexicano.

El West Texas Intermediate (WTI), crudo referente en Estados Unidos, sufrió en menor dimensión. Cayó 47 por ciento, mientras que el Brent bajó su precio en 56.88 puntos porcentuales.

Otra situación es que las ventas ya no son las mismas, pero a su vez la paraestatal era premiada con más presupuesto. De 2014 a 2015 las ventas se desplomaron en más de una cuarta parte, de mil 586.7 millones de pesos quedaron en mil 166.4.

Esto no influyó en el presupuesto. En el Proyecto de Egresos de la Federación de 2015 se asignó a PEMEX un monto de 540 mil 580.1 millones de pesos, superior a lo aprobado en 2014 en 18 mil 903.8 millones.

Además, la deuda ha sido un problema que se expande en la Administración del ex Gobernador del Estado de México.

En todo el sexenio de Felipe Calderón, comprendido entre 2006 y 2012, este rubro creció en 38.13 por ciento.

Sin embargo, con Enrique Peña Nieto en tan sólo sus primero tres de seis años la situación no exhibe finanzas sanas. Pemex tenía una deuda de 786 mil millones de pesos en 2012 y de acuerdo con el informe anual de 2015, la cifra ya es de mil 493.38 mmdp; 90 por ciento durante la mitad del mandato.

Y para cerrar, durante una inminente crisis financiera a nivel nacional, según información del periódico Reforma, se gastaron 56.3 millones de pesos para juegos deportivos de trabajadores sindicalizados.

El evento, que inicia el 4 de noviembre y culmina el mismo día pero de diciembre, es uno de los beneficios contemplados en el contrato colectivo con la paraestatal.

Actualmente, los únicos números en ascenso de Pemex son los de la deuda, mientras que las ventas y el precio del petróleo decaen y auguran una época de más vacas flacas en el último tramo de Enrique Peña Nieto.

Share This Post:

jrconde