Pemex, la principal emisora de deuda en México

pemex_71

Petróleos Mexicanos (Pemex) es la empresa con mayor monto colocado en el mercado de deuda en México, con una cifra en circulación de 219,421 millones de pesos, de acuerdo con un análisis de Banorte-Ixe.

Al 31 de marzo del 2017, la deuda total de la empresa productiva del Estado era de 98,600 millones de dólares, de acuerdo con el reporte financiero de Pemex del primer trimestre del año.

El domingo pasado, Pemex llevó a cabo la reapertura por 5,000 millones de dólares de dos bonos de largo plazo, de los cuales utilizó una parte para recomprar otros que vencían en el 2018 y 2019 por 1,742 millones de dólares, mejorando su perfil de deuda.Pemex anunció la colocación de 5,000 millones de dólares en mercados internacionales a través de dos líneas; una por 2,500 millones de dólares con vencimiento en el 2027 y cupón 6.5%, la segunda por 2,500 millones de dólares con vencimiento en el 2047 y cupón 6.75 por ciento. Parte de esos recursos sirvió para recomprar otros que vencían en el 2018 y 2019 por 1,742 millones de dólares.

“Lo que hicimos es que los vencimientos del próximo año y el déficit que anticipamos ya los financiamos y los tenemos asegurados”, dijo José Antonio González Anaya, director de Pemex, en entrevista con Radio Fórmula.

José Antonio González adelantó que durante estos 18 meses en Pemex se buscará “aprovechar las oportunidades en los mercados para seguir haciendo planeación de financiamiento, como hacen todas las compañías grandes del mundo”, con la finalidad de dejar un margen de maniobra para el próximo gobierno.

El 18 de julio, S&P cambió la perspectiva de Pemex de Negativa a Estable, en línea con el soberano, considerando que tiene un rol crítico para México debido a que genera 16% de los ingresos del sector público, detalló Banorte-Ixe. En torno al déficit calculado para este año por 94,000 millones de pesos y un techo de endeudamiento por 150,000 millones, González Anaya explicó que el déficit debe ser aprobado por el Congreso de la Unión, y, con esta última operación, se emitieron bonos a 10 y 30 años, con lo que “compramos deuda que se vencía el próximo año. Por eso podemos decir que hemos terminado de financiar nuestros vencimientos y los déficits previsibles hacia adelante”.

Share This Post:

jrconde