MÁS QUE UNA DISRUPCIÓN, EL SEGURO NECESITA AGILIDAD, FACILIDAD Y TRANSPARENCIA

La industria aseguradora debe reconocer y aceptar la particulares condiciones de la población mexicana. De este modo, en lugar de tratar de encontrar  sin rumbo claro una disrupción que revolucione radicalmente las coberturas disponibles, sería más apropiado, prudente y atinado que dirija sus esfuerzos al diseño y desarrollo de seguros fáciles  de adquirir, ágiles en su comprensión y portadores de una experiencia de servicio transparente y agradable.

Eso es lo que recomienda  Newton Queiroz, CEO para la subdivisión México de Swiss Re Corporate Solutions, en entrevista con El Asegurador. Queiroz   lamentó que en la actualidad un porcentaje alto de las coberturas disponibles en el mercado mexicano esté lleno de cláusulas opacas que no definen de forma clara los términos, condiciones, derechos y obligaciones que se desprenden de los contratos de seguros.

“Las imprecisiones nos siguen alejando de los consumidores, porque, cuando ocurre un siniestro, el asegurado se decepciona si no puede gozar  de los beneficios que había imaginado. Como industria, es imperativo que mejoremos todo lo referente a educación financiera, marketing y experiencia de usuario,  de manera que no queden dudas sobre lo que está cubierto en la póliza. En definitiva, no podemos seguir operando con cláusulas grises”, explicó el funcionario de Swiss Re Corporate Solutions.

Parte de la problemática, dilucidó  Queiroz, estriba en que las aseguradoras siguen sin entender lo que significa la innovación. En realidad,  añadió, todo se complica aún más en el seno de las organizaciones del sector debido a su operación, que luce rebasada y es  tradicional y conservadora. Para completar este incómodo cuadro, dijo que muchas de las iniciativas denominadas “disruptivas”  no lo son a cabalidad.

“Si analizamos todo lo referente a la tecnología e innovación, en realidad se escuchan cosas muy bonitas, como las insurtech; sin embargo, pocas de las ideas de estas startups han tenido éxito. Además, debemos tomar en cuenta que en México es mínimo el porcentaje de personas que tienen acceso a elementos como una tarjeta de débito o  créditos, e incluso internet; por ese motivo, insisto, más que desvelarse persiguiendo una disrupción, el sector debe enfocarse en reconocer la realidad socioeconómica de los mexicanos, de modo que pueda diseñar coberturas únicas y particulares que se adapten a las verdaderas condiciones y necesidades de la población”, abundó Newton Queiroz.

Otro error, amplió el colaborador de Swiss Re Corporate Solutions,  es que las aseguradoras que operan en México intentan adoptar soluciones de aseguramiento que han dado resultados prometedores en otros mercados. Las  compañías de seguros siguen sin consultar la opinión de los consumidores sobre la experiencia que desean obtener al adquirir una cobertura. Peor aún, lamentó, tampoco indagan sobre sus gustos ni   consideran sus exigencias al momento de diseñar las pólizas.

“Pienso que, como sector, debemos abrazar la tecnología para mejorar la experiencia   de venta, y de servicio en el momento en que se presente el siniestro. Además, ensamblar un seguro que sea fácil de entender es mucho más importante que tener una aplicación para comercializar pólizas a través de un dispositivo móvil”, sentenció el entrevistado.

Sin miedo al cambio

Durante su intervención, Newton Queiroz se refirió a la Administración Federal  que encabezará el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Al respecto, puntualizó que México es un país que se ha caracterizado históricamente por respetar la institucionalidad, por lo que el arribo de una corriente política diferente no es algo que inquiete a la industria aseguradora.

Desde la perspectiva de Queiroz, la política social que pretende impulsar AMLO es un signo positivo para el sector asegurador que opera en el país. Además, recordó que el Gobierno de México es uno de los que más adquieren    coberturas en toda la región para salvaguardar la infraestructura del país, por la alta exposición ante eventos naturales que enfrenta el territorio nacional.

“Creemos que con el nuevo gobierno  la compra de seguros se incrementará, porque ya han mostrado su intención  de velar por los programas sociales y por reivindicar a la población más vulnerable del país,  por lo que muy probablemente puedan apreciar nuestras soluciones catastróficas y climáticas como una inversión interesante”, declaró el responsable de la oficina en México  de Swiss Re Corporate Solutions.

Y añadió: “Pronosticamos que será un sexenio muy interesante para el seguro. Evidentemente que habrá que pasar, como en  todo comienzo, por el proceso de compatibilizar intereses, de modo que la incertidumbre se vaya disipando; sin embargo, apreciamos el cambio de estafeta como algo positivo y prometedor”.

Camino alterno  para la evolución

Newton Queiroz reconoció que la industria aseguradora debe adoptar las herramientas digitales disponibles en el mercado para eficientar procesos, a fin de  que la propuesta de valor de las compañías mejore; no obstante, precisó que para no extraviarse en el camino de la transformación y evolución es importante que el sector deje de perseguir de forma obsesiva  una disrupción que difícilmente cambiará de raíz la forma en que los seguros operan.

“A lo que deberíamos consagrar nuestros esfuerzos  es a mejorar los procesos internos de la mano de la tecnología; así sí  podríamos llegar con el mayor provecho con nuestras soluciones tecnológicas al mayor número de   clientes potenciales”, especificó el directivo de la firma reaseguradora.

Casi al término de la conversación, Queiroz se refirió al rumbo que podría emprender la industria aseguradora mexicana durante 2019:  “Advierto que será un año de cambios, ajuste de mercado y oportunidades”, sostuvo.

Por último, el CEO de la oficina mexicana  de Swiss Re Corporate Solutions adelantó que 2019 se presenta como un periodo en el que probablemente haya un  interesante reordenamiento de los competidores de la industria como consecuencia de las fusiones y adquisiciones que varias marcas cristalizaron durante 2018.

“Creo que el año 2019 será un periodo de retos y oportunidades. En términos de riesgos, la industria aseguradora tiene mucho que  aportar, pero también debe ocuparse apremiantemente de aspectos inaplazables, como aprender a escuchar al consumidor”, concluyó Newton Queiroz.

Share This Post:

jrconde