Mapfre busca alianzas con bancos en México para ganar cuota

1458563872_708441_1458564052_noticia_normal

La Torre Mapfre de México, situada en el emblemático Paseo de la Reforma de la capital azteca, es todo un símbolo de la vocación de crecimiento del grupo asegurador en el país. Inaugurada hace tres años, cuenta con 27 plantas y está enclavadas en una de las zonas más pujantes de Ciudad de México, justo enfrente de la sede de la Bolsa y a dos pasos del Senado.

De acuerdo con el nuevo plan estratégico presentado por el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, para los próximos años, el negocio de la aseguradora en México va a ser una de las principales fuentes de crecimiento del grupo de aquí a 2020.

El año pasado, su filial mexicana registró unos ingresos por primas de 1.296 millones de euros, un 61% más que el año anterior, situándose como la tercera unidad de negocio más importante fuera de España, tan solo por detrás de Brasil y Estados Unidos (dos filiales que el año pasado tuvieron graves dificultades).

Las previsiones del grupo para México en los próximos cinco ejercicio son “pasar de un 6% a un 10% de cuota de mercado”, según explicó recientemente Huertas durante la celebración de la junta de accionistas.

Para conseguir este importante salto de tamaño Mapfre se apoyará “en el fortalecimiento de la red comercial”, en la creación de una “red específica” para la venta de seguros de vida y en la venta a través de internet.

Además, la primera aseguradora española “buscará acuerdos o alianzas con otros grupos aseguradores o financieros, para incrementar nuestra dimensión y capacidad de distribución”, según detallló el presidente del grupo.

  • Aseguramiento de grandes riesgos

Si la Torre Mapfre del número 243 del Paseo de la Reforma ejemplifica bien las aspiraciones que tiene el grupo en el país norteamericano, el reciente acuerdo con Pemex demuestra la vocación por convertirse en uno de los grandes jugadores en el negocio de los seguros industriales.

Fue hace unos meses cuando la filial mexicana del grupo, Mapfre Tepeyac, se adjudicó mediante licitación la póliza integral del gigante público Petróleos Mexicanos (Pemex), con una prima superior a 377 millones de euros. De esta forma, la compañía cubrirá para los próximos ejercicios los daños físicos directos a todos los bienes de Pemex en tierra y mar, así como la responsabilidad civil general derivada del desarrollo de sus operaciones. Mapfre arrebató este contrato a Seguros Inbursa, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, explico durante la junta de accionistas que el grupo quiere seguir “impulsando el aseguramiento de los grandes riesgos industriales a través de la unidad de Global Risks, con optimización de las estructuras locales para reforzar la calidad del servicio que se presta a este tipo de clientes”.

Para apuntalar esta pata del negocio, Mapfre espera “desarrollar la gestión por procesos con un modelo regional para automatizar las operaciones, adaptar la compañía a los requerimientos de Solvencia II de acuerdo con la normativa mexicana y […] reducir costes internos para ser más competitivos”.

El nuevo consejero delegado de la filial Mapfre Tepeyac, Jesús Martínez Castellanos, explicaba recientemente en una entrevista con la CNN que esperan poder sacar partido la reestructuración del sector energético, ya que llegarán nuevos competidores que demandarán seguros contra daños y para sus trabajadores. “El sector energético es uno de los sectores estratégicos de México y va a generar, con toda seguridad, mucha materia aseguradora. Nosotros ahí tenemos muy buena situación, muy buen posicionamiento”.

Mapfre también están intentando sacar provecho de su presencia en Estados Unidos para ofrecer seguros que tengan validez a ambos lados de la frontera, dado el intenso flujo migratorio que existe entre los dos países norteamericanos.

Share This Post:

jrconde