La saturación de petróleo alarga la sombra bajista: el barril podría caer hasta los 30 dólares

petroleo-barriles-getty

El espíritu alcista que se apoderó de los operadores petroleros cuando gigantes del sector que van desde Arabia Saudí hasta Goldman Sachs declararon el fin del exceso de oferta se está desvaneciendo rápidamente.

El petróleo se encamina a una caída del 20% desde comienzos de junio, lo cual se ajusta a la definición de mercado bajista. Si bien la producción excesiva de crudo está cediendo, los inventarios en el mundo entero desbordan, especialmente de gasolina, y una reactivación de la perforación en los Estados Unidos amenaza con aumentar aún más las reservas. En la medida que comienzan a resolverse algunos trastornos en la producción que eliminaron parte del excedente este año, el crudo podría volver a caer hacia 30 dólares el barril, predice Morgan Stanley.

«La situación se revierte en contra de los alcistas, que fueron prematuramente constructivos en los precios del petróleo en base a que el reequilibrio del mercado financiero era un hecho descontado», dijo Harry Tchilinguirian, responsable de estrategia de mercados de materias primas en BNP Paribas SA en Londres. «Probablemente llevará un poco más de lo previsto».

El petróleo casi se duplicó en Nueva York entre febrero y junio conforme grandes nombres, desde Goldman y la Agencia Internacional de Inteligencia hasta el ministro saudí de la Energía, Khalid Al-Falih, dijeron que la producción petrolera estadounidense en baja y las interrupciones de Nigeria a Canadá finalmente estaban acabando con años de exceso de oferta. Los precios se encaminan a la mayor pérdida mensual en doce meses en medio de un creciente reconocimiento de que el superávit tardará en desaparecer.

«Hay montones de crudo y de productos refinados dando vueltas», dijo David Fransen, responsable de Vitol, con sede en Ginebra, el mayor operador petrolero independiente. «El crecimiento de la demanda vaciló un poco».

Las reservas de crudo y de petróleo refinado que se acumularon en los países industrializados durante los años de exceso de oferta siguen siendo formidables, alcanzando un récord de más de 3,000 millones de barriles, según la AIE con sede en París. Los operadores que enfrentan dificultades para vender cargamentos están acopiando el nivel más alto de barriles a bordo de buques petroleros en el mar desde fines de la crisis financiera 2008-2009, estima la agencia.

En algunos países, la saturación parece estar creciendo, en tanto datos gubernamentales semanales estadounidenses conocidos este miércoles indican un aumento sorprendente de los inventarios en el mayor consumidor mundial de petróleo en un momento en que la demanda de verano debería agotar las reservas.

El último problema para el mercado es «un traslado del excedente de crudo a los productos», dijo Jeff Currie, responsable de investigación en materias primas en Goldman Sachs de Nueva York en una entrevista en Bloomberg Television este miércoles. Las refinerías produjeron gasolina este año para aprovechar el crudo barato y las reservas de carburante se hallan actualmente en el nivel más alto para esta época del año en al menos 20 años, muestran datos de la AIE.

Share This Post:

jrconde