LA INDUSTRIA ASEGURADORA SE CONSIDERA LISTA PARA AFRONTAR EL DESAFÍO DE LA NUEVA LEY DE SEGUROS Y FIANZAS

Cardboard figures of the family on a white background.

Durante la reunión de fin de año con los medios de comunicación, Mario Vela Berrondo, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), señaló que, tras acordar con la autoridad los últimos detalles de los apartados de la Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas (LISF), hasta entonces pendientes, la industria aseguradora se encuentra lista para afrontar el desafío de operar en 2016 ya con la totalidad de los clausulados que conforman la nueva regulación.

Vela Berrondo (que días después fue confirmado por la Asamblea General de la AMIS para presidir este organismo durante 2016) afirmó que la confianza puesta en su persona tiene el objetivo de fortalecer el trabajo desarrollado hasta ahora e impulsar el desarrollo de la industria aseguradora en temas como cultura del seguro y prevención.

Vela Berrondo refirió asimismo que continuará trabajando para impulsar una mayor cultura de aseguramiento en el país con miras a superar el 2.08 por ciento de penetración en el Producto Interno Bruto (PIB). Para ello, precisó, echará mano de proyectos en materia de Vida y Pensiones, Gastos Médicos y Salud, Autos y Daños, que sin duda serán elementos fundamentales para lograr el cometido.
Vela Berrondo consideró un acierto del gobierno de esta ciudad la implementación del seguro obligatorio vehicular y, más aún, dijo, porque el gobierno no ve en él un instrumento recaudatorio de ingresos a través de las multas, sino un incentivo para estimular que todo conductor adquiera un seguro y esté protegido. Esto lo aclaró, dado que la multa queda sin efecto si en un plazo de 45 días el usuario del vehículo infraccionado presenta su póliza de seguro.Alrededor del nuevo panorama regulatorio, dijo el funcionario, se aglutinan oportunidades muy evidentes para la industria aseguradora, por ejemplo las derivadas de la implementación del nuevo Reglamento de Tránsito para el Distrito Federal, el cual marca como obligatorio que cada conductor cuente con una cobertura de Responsabilidad Civil. Aquel que infrinja la norma se hará acreedor a una multa de hasta 2,780 pesos, a partir del primero de enero de 2016.

Por su parte, Luis Álvarez, responsable del Comité de Daños de la AMIS, presente en la reunión, destacó que con la entrada en vigor de esta medida el volumen de pólizas podría incrementarse al primer trimestre de 2016 alrededor de 2 por ciento, ya que la obligatoriedad prevista en el nuevo Reglamento solo es, hasta ahora, para los automóviles que circulan en el Distrito Federal.

Luis Álvarez subrayó que los cambios en el nuevo Reglamento de Tránsito afectarán a quienes no tengan ningún tipo de cobertura, pues los automovilistas que ya cuenten con un seguro de cobertura amplia o limitada, que incluya protección de daños a terceros, no tendrán que contratar ninguna cobertura adicional.

Share This Post:

jrconde