LA CONDUCCIÓN BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

16.-CESVI-765

Especialista en Seguridad Vial en Cesvi México

¿Sabías que…

  • de cada 100 accidentes de tránsito en 50 de ellos estaba implicado el alcohol?
  • los conductores de vehículos motorizados con cualquier nivel de alcoholemia representan mayor riesgo de verse envueltos en un accidente de tránsito, además de poner en riesgo la vida de otros usuarios de la vía, como peatones y ciclistas?

Con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones, en México el 71.3 por ciento de la población total de 12 a 65 años ha consumido alcohol alguna vez en la vida (de ese total, 80.6 por ciento hombres y 62.6 por ciento mujeres).

El consumo de bebidas alcohólicas está relacionado con un elevado número de accidentes de tránsito en carretera y ciudad. Además, está implicado en el 30 – 50 por ciento de los accidentes mortales, lo que convierte a ese hábito en uno de los principales factores de riesgo. Más de 15 mil jóvenes mueren en choques y peleas, relacionado todo ello con el consumo del alcohol, y la ingesta de esa sustancia es la primera causa de muerte entre jóvenes de 14 a 29 años de edad. El alcohol y sus efectos en la conducción es un claro factor de riesgo que nos puede llevar a la muerte, por ello, es fundamental que conozcamos sus negativos efectos.

Tasa de alcoholemia

La alcoholemia representa el volumen de alcohol que hay en la sangre, y se puede medir en gramos de alcohol por cada litro de sangre (g/l) o en aire espirado por cada litro de sangre (mg/l).

De acuerdo con la legislación actual, las tasas de alcoholemia toleradas para los conductores en México son las siguientes:

Tipo de conductor En sangre(g/l) En aire espirado(mg/l)
Conductores de vehículos particulares 0.8 0.4
Conductores de autotransporte federal y privado 0.3 0.0

Fuente: Reglamento de Tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal, México.

Cabe destacar que sobrepasar estos límites nos hace acreedores a una sanción de 100 a 200 veces el salario mínimo, el cual es de $73.04 m.n.

Sin embargo, cualquier nivel de alcoholemia que se contenga en la sangre altera la capacidad de conducir, incrementando el riesgo de sufrir un accidente.

Pero ¿de qué depende la tasa de alcoholemia?

Si dos personas beben la misma cantidad de alcohol, es muy poco probable que alcancen la misma tasa de alcoholemia, ya que ésta depende del sexo, el peso y de otras variables.

Por ejemplo, si un hombre que pesa 70 kg bebe un caballito de tequila, tendrá un tasa de alcoholemia de 0.31 g/l y el tiempo de metabolización que requerirá es de 124 minutos; a diferencia de una mujer con el mismo peso y el mismo caballito, que tendría una tasa de alcoholemia de 0.36 g/l y un tiempo de metabolización de 145 minutos.

Cabe destacar que la absorción del alcohol depende de la cantidad de sustancia que llegue al intestino delgado, por lo que la presencia de alimentos en el estómago puede influir a la hora de consumir una bebida alcohólica; sin embargo, esto no quiere decir que mientras hayamos comido algún alimento no estaremos bajo los efectos del alcohol. Sin duda, podemos aumentar el riesgo de sufrir un accidente de tránsito, ya que desde el momento en que se ingiere alcohol el sistema nervioso empieza a sufrir una alteración.

Los mitos sobre el alcohol

Con frecuencia hemos escuchado mitos sobre el consumo de bebidas alcohólicas y falsas creencias que están muy extendidas en nuestra sociedad; sin embargo, estudios exhaustivos y pruebas realizadas científicamente demuestran que son totalmente falsos.

El alcohol…

  • no es un alimento, ya que no proporciona ningún tipo de nutrientes.
  • no previene enfermedades del corazón. Es cierto que un pequeña dosis puede tener un efecto vaso-dilatador, pero su consumo excesivo tiene consecuencias muy graves.
  • no sirve para combatir el frío. Puede eliminar la sensación de sentir frío, pero no elimina los efectos de la baja temperatura sobre el organismo.

Algunas creencias

“Me crucé por tomar cerveza y tequila”. Esto es falso, sólo es que aumenta el nivel de alcohol ingerido: una cerveza contiene el 5 por ciento de alcohol, y el tequila el 38 por ciento de alcohol.

“No puedo dar positivo si bebo poco a poco”. Esto también es falso, ya que el hígado sólo metaboliza de 8 a 10 g de alcohol en sangre cada hora. Por ello, la eliminación del alcohol es lenta.

“Un café y un buen baño, y como nuevo”. Totalmente falso, beber mucho café o darse una

ducha no son estrategias para reducir la concentración de alcohol en la sangre.

Fuentes: Encuesta Nacional de Adicciones, México 2001.  

Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, México 2013-2015.

Información mundial sobre traumatismos causados por el tránsito. Banco Mundial  y Organización Panamericana de la Salud.

Share This Post:

jrconde