Introducción del intercambio automático entre Suiza y México a partir de 2018

El pasado viernes, 18 de noviembre de 2016, firmé en representación del Departamento Federal de Finanzas una declaración conjunta con el jefe del SAT, Osvaldo A. Santín Quiroz, para introducir el Intercambio Efectivo de Información en Materia Tributaria (AEI, por sus siglas en inglés). México y Suiza tienen la intención de recabar los datos de acuerdo con el estándar global a partir de 2018 y de proceder al intercambio efectivo a partir de 2019.

La firma de la declaración conjunta corrobora el compromiso contraído por mi país a nivel internacional para la implementación de los estándares del AEI. Con esto Suiza refuerza su red con los estados socios del AEI. México cumple en particular con los estrictos requisitos de cumplimiento del principio de especialidad y de la garantía de confidencialidad de los datos intercambiados, que se requieren para la introducción del AEI.

Legalmente el Intercambio Efectivo de Información en Materia Tributaria se basa en el acuerdo multilateral de las autoridades competentes sobre el Intercambio Efectivo de Información en Materia Tributaria y es implementado a través de cuentas financieras (Acuerdo Multilateral de Autoridad Competente; AMAC). El AMAC se basa en el modelo internacional desarrollado por la OCDE para el intercambio de información.

Por recordar: 15 de julio de 2014 el Consejo de la OCDE aprobó la nueva norma global de intercambio automático de datos en el ámbito fiscal a nivel internacional. Suiza participó de forma activa en el desarrollo de estos estándares globales. Para mi gobierno, el Consejo Federal, era de suma importancia que la norma cumpliera con altos estándares de protección de datos, respetando el principio de especialidad, garantizando la reciprocidad y estableciendo reglas claras para identificar quiénes reciben beneficios económicos en todas las estructuras legales, fideicomisos y empresas domiciliarias. Además, Suiza ha declarado el 29 de octubre de 2014 su intención de implementar el intercambio de informaciones fiscales a partir de 2018. El 26 de julio de 2016 el Foro Global sobre transparencia y el intercambio de información en materia tributaria consideró a Suiza, en el marco de una revisión de países, como ampliamente conforme. Esta evaluación positiva refleja los avances de los últimos años en la implementación de los estándares internacionales para el intercambio efectivo. En relación con México, los próximos pasos a seguir en Suiza consisten en la realización de una consulta por parte del Departamento Federal de Finanzas en vistas de la introducción del AEI con México y otras naciones más como Brasil y Argentina. La consulta se abrirá próximamente. Posteriormente las decisiones federales correspondientes serán sometidas ante el Parlamento federal para su aprobación.

La estabilidad, universalidad, responsabilidad y excelencia han sido por generaciones valores fundamentales de la plaza financiera de Suiza, lo que ha permitido establecer su éxito. Suiza ha tomado el liderazgo en el desarrollo de reglas para la estabilidad de los bancos y sistemas financieros alrededor del mundo implementando las nuevas reglamentaciones de Basilea I, II y III así como del popular principio “too big to fail”.

Actualmente la plaza financiera de Suiza representa 9.3% del PIB de la economía helvética, con un valor agregado de alrededor de 60 mil millones de dólares. Éste es producido por los bancos, las aseguradoras y la bolsa SIX Swiss Exchange. Las aseguradoras (presentes en México son los actores globales Zurich o Swiss Re) tienen la misma importancia que los bancos (tienen presencia en México los bancos globales Credit Suisse y UBS), o sea unos 4.5% del BIP.

En la gestión de activos, los bancos suizos juegan un papel de líder mundial desde hace más de cien años. En Suiza hoy día se gestionan más de 5,500 mil millones de dólares, la mitad proviene del extranjero. Esto corresponde a una cuota de 26% de los negocios globales de gestión de patrimonio transfronterizo. El franco suizo sigue siendo entre la sexta y séptima moneda mayor negociada del mundo. Por la gran estabilidad política, económica y financiera de mi país, el franco suizo es, desde hace más de un siglo, una de las monedas de refugio en tiempos de incertidumbre financiera y política.

Share This Post:

jrconde