Hay más petróleo en el Golfo de México de lo esperado Fuente: Eco América

eco79_38_original

Un yacimiento gigante La reserva estimada en miles de millones de barriles es el primer descubrimiento, desde que las reformas energéticas abrieron la exploración de crudo nacional, a las firmas internacionales hace dos años y es el mayor descubrimiento hecho por una compañía privada en México en casi 80 años.

La empresa mexicana independiente Sierra Oil and Gas, Talos Energy, con sede en Houston y la británica Premier Oil, descubrieron el nuevo yacimiento en aguas poco profundas, a 60 kilómetros de la costa del puerto de Dos Bocas, en Tabasco. Sierra, tiene una participación de 40% en el proyecto, Talos un 35% y Premier un 25%.

El consorcio ganó el derecho de exploración, después de superar a una empresa noruega en las subastas celebradas en julio de 2015. La perforación inicial en el pozo Zama 1 de 166 metros de profundidad comenzó en mayo, cuando se descubrió crudo ligero.

Las estimaciones conservadoras dicen que hay por lo menos mil millones de barriles de petróleo bajo el agua, aunque podría haber hasta el doble de petróleo y hay una posibilidad de que el bolsón continúe en una zona vecina.

El nuevo yacimiento es uno de los 15 mayores que se conocen en aguas poco profundas, que se han descubiertos a nivel mundial en los últimos 20 años y el gobierno lo considera el logro más importante hasta ahora, de la Reforma energética de México.

El gerente general de Sierra Oil, Ivan Sandrea, declaró que el gobierno mexicano recibiría el 69% de los beneficios de cada barril de petróleo producido por en el nuevo yacimiento, cifra que se eleva a casi el 80%, cuando se tienen en cuenta los impuestos y las tarifas de los contratos. La reforma energética introducida por el presidente Enrique Peña Nieto en 2013 tiene como objetivo revertir la disminución de la producción de petróleo en México, que llegó al mínimo en los últimos 30 años, cuando en 2016 el promedio apenas alcanzó los 2,5 millones de barriles diarios.

Los medioambientalistas están preocupados Desde que la reforma permitió la inversión extranjera en el sector, por primera vez desde la expropiación y posterior nacionalización de la industria petrolera, por el presidente Lázaro Cárdenas en 1938, las protestas han sido masivas y ante el actual descubrimiento, los ambientalistas creen que el peligro de contaminación es cada vez mayor.

Las asociaciones ambientalistas sostienen que sacar petróleo de aguas poco profundas, ya se ha demostrado que puede ser un gran negocio para las empresas, pero no lo es en absoluto para el Medio Ambiente, puesto que los yacimientos siempre son fuente de contaminación y si este es tan grande como se cree, los riesgos se multiplican exponencialmente.

Share This Post:

jrconde