Falta cultura de seguro educativo

higher-education

A nivel nacional, la cultura de la adquisición de seguros para prevenir y planificar aspectos importantes de la vida comienza a tomar gran fuerza en algunos productos; sin embargo, hay otras que no se consideran con la importancia que pueden tener, tal es el caso del seguro educativo. Mariana Ávalos, directora de Distribución y Ventas metropolitana de AXA Seguros, destacó que México está en el camino de forjar una cultura de ahorro más influyente y más importante; no obstante, aún falta mucho por recorrer en el tema de preparación del futuro.

Explicó que derivado de la complejidad de inculcar dicha cultura a largo plazo, las aseguradoras han tomado la iniciativa de proporcionar productos muy enfocados en ciertos nichos de la población, lo que hace a los clientes empatar sus necesidades con las características de un producto; “esto ha permitido al sector asegurador el aumento en la colocación de pólizas como el seguro educativo”.

Aun así, añadió, la adquisición del seguro educativo está lejos ser una rama importante en la colocación de primas de las empresas del sector, esto a pesar de que la inversión de trabajo en la investigación del mercado potencial sea grande.

Este problema pareciera ser un panorama en todo el mercado, no importando que la diversificación del producto no es tan reducida, actualmente son 12 aseguradoras que cuentan con él.

“Los padres están cada vez más preocupados por el tema de la educación de sus hijos (…) buscan productos que cubran sus necesidades”, dijo.

En el lanzamiento de su segundo seguro educativo, Vida Académico, la directora de Distribución y Ventas metropolitana de AXA Seguros informó que en el sector de seguro de vida -categoría donde se encuentra el seguro educativo- Axa vende en promedio 2,500 pólizas, de éstas 30% se adquiere en la rama de seguro educativo.

El dólar, un tema que preocupa poco en este producto

Cabe destacar que de las 750 pólizas mensuales que se adquieren de seguro educativo, 225 (30%) se contratan en dólares, “esto es con el fin de que el dinero guardado para la preparación de los hijos no pierda su poder adquisitivo”.

Ello puede ser una situación que impacte el bolsillo de los asegurados, debido a la alta volatilidad que actualmente se vive en el mercado cambiario, y puede complicar a quienes tienen en dicha moneda la manutención de la prima.

Sin embargo, Mariana Ávalos destacó que hay un nicho de clientes de este producto para quienes el tema del costo del dólar ligado con el pago de su prima no es un problema, pues muchos radican en ciudades donde el manejo de esta moneda es parte de su vida cotidiana, “ganan en dólares, gastan en dólares y, por supuesto, contratan las pólizas en esta moneda; para ellos es normal adquirir así sus pólizas no lo ven en función de cuánto pagarán”.

Por último, explicó que la contratación de los seguros educativos en Udis no se está considerando, pues “piensan que se estarían endeudando en grandes cantidades y no terminan de entender que la deuda en Udis y la inversión en ellas son dos cosas completamente diferentes”.

Share This Post:

jrconde