El regreso de Pemex

920_indigonomics_1298_26

Desde hace 14 años y medio que Pemex no registraba un resultado financiero como el que reportó para el primer semestre de 2017 de una ganancia de 121 mil millones de pesos; lo cual obedece más al gasolinazo y movimientos financieros, que a la extracción de crudo o refinación de productos, que son dos de sus principales operaciones.

“El resultado neto positivo acumulado de 121 mil millones de pesos en el primer semestre del año, es una clara señal de que mejoramos nuestras finanzas y que vamos en el sentido correcto”, explicó Juan Pablo Newman, director corporativo de finanzas, en una conferencia con inversionistas.

El reporte de Pemex expuso que, además de iniciar bien la primera parte del año, se acumulan tres trimestres consecutivos de resultados financieros positivos.

Los otros dos trimestres favorables fueron los correspondientes al periodo comprendido de octubre a diciembre de 2016, y los primeros tres meses de 2017, cuando registró saldos positivos por 86.8 mil millones de pesos y 87.9 mil millones de pesos, respectivamente.

Ernesto O’Farrill Santoscoy, presidente de grupo Bursamétrica  señaló en entrevista, que son tres los factores que influyeron en los resultados de la petrolera mexicana. Por un lado, están los precios del crudo y de las gasolinas. Un segundo elemento es la administración en manos de José Antonio González Anaya. Finalmente, está la inyección de emergencia que tuvo que hacer el Gobierno federal para bajar la deuda a proveedores, y las aportaciones para el fondo de pensiones.

“Todo esto combinado da como resultado que se le ha dado la vuelta a la situación de la empresa”, manifestó.

Aunque sostuvo que la trayectoria favorable que ha registrado Pemex no será permanente. Pero, por lo pronto, en la última fase de la administración se percibe una mejor condición de la empresa productiva del Estado.

Eresto O’Farrill aseguró que los resultados no fueron extraordinarios, pero se esperaría que se continúe con los números negros hacia el cierre de año porque el año base de comparación es muy malo.

Además, refirió que la administración de José Antonio González Anaya ha sido mucho mejor que la anterior, lo cual se reflejó en los resultados alcanzados en el trimestre.

Manejo financiero

Pemex puede agradecer al manejo financiero las ganancias netas de 32 mil 780 millones de pesos, debido en gran parte a los 167 mil 500 millones de pesos en rendimientos de sus instrumentos financieros, que se vieron beneficiados por una mejora del peso frente al dólar, según el reporte financiero de la empresa.

En contraparte, los indicadores de producción van en picada, por ejemplo, la extracción de crudo cayó 7.5 por ciento anual en el segundo trimestre de 2017, al pasar de 2.17 millones de barriles promedio diario a 2.01 millones de barriles promedio diario. La producción de gasolinas y diésel para el periodo de referencia disminuyó 13.4 por ciento y 24.1 por ciento, respectivamente.

Además, la petrolera mexicana agregó 80 mil millones de pesos a sus costos de operación en comparación con el mismo trimestre de 2016, debido a la reversión por el deterioro de activos fijos como pozos, ductos, plantas, propiedades y equipos.

El aumento de estos costos llevó a que registrara una pérdida en el rendimiento bruto de 113 mil 737 millones de pesos, y en el rubro operacional por 71 mil 541 millones de pesos.

El paro desde el 14 de junio en la refinería de Salina Cruz, una de las más grandes de la petrolera, ocasionó una reducción en el procesamiento de crudo de 11.4 por ciento a 905 mil barriles de petróleo diarios.

Comisario, tema pendiente

En opinión de Ernesto O’Farril, los resultados de Pemex hubieran sido mejor si ya se hubiera nombrado al comisario, que por ley debe ser designado, como ya lo tiene la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Al respecto, dijo que por una extraña razón se quedó congelado el nombramiento de esta figura, por lo que urgió a que se avance en el tema.

“No puede ser muy permanente (los resultados positivos) si todavía no han nombrado al comisario, de acuerdo a la reforma de energía, tanto Pemex y CFE deben tener una figura de comisario que le reporta directamente al Congreso”, afirmó.

El nombramiento del comisario, en el caso de Pemex está pendiente porque extrañamente, el coordinador de los diputados del PAN (Marko Cortés Mendoza) rechazó firmar la minuta donde se había aprobado el candidato propuesto por el IMEF, siendo que es una instancia de gran relevancia para el tema de corrupción.

“A la fecha, ese puesto que es importantísimo, es el zar anticorrupción dentro de Pemex reportándole al Congreso, hoy no lo tiene”, agregó.

Es inexplicable que esté pendiente ese tema porque el comisario en Pemex ayudaría a la empresa porque tiene entre sus funciones cuidar el buen manejo de los recursos.

“Todavía hubiera mejores resultados si hubiera comisario, podríamos esperar todavía mejores resultados. Es algo que está en la ley y no se ha cumplido”, refirió.

En ese sentido, apuntó que no se explica la negativa del PAN para aprobar al candidato que nombró el IMEF siendo que ese partido político tiene como bandera la anticorrupción.

“Lo nombró el IMEF, no lo nombró el PRI (al candidato a comisario), no lo nombró el PRD” añadió.

Share This Post:

jrconde