El petróleo, en una zona de definición. Buen momento para la cobertura cambiaria

pet

En los últimos meses, el comportamiento global de los precios del petróleo fue a menos dentro de los análisis de inversionistas, analistas, periodistas y gobierno. Otros temas como el riesgo geopolítico con Corea del Norte, Estados Unidos y la ONU o también los eventos naturales relevantes -como diversos huracanes y el reciente terremoto en México– tomaron protagonismo en la información.

 

Desde junio pasado, cuando el WTI (West Texas Intermediate) tocó niveles bajos de 42.73 dólares, el precio se ha venido recuperando moderadamente hasta niveles de cierre de ayer en 49.75 billetes verdes. En casi tres meses, la cotización ha subido 16.4%, y con ello, la pérdida en lo que va del año es aún negativa en 7.3% vs. el Brent, que tan sólo pierde 2.7% y en contraparte, la mezcla mexicana que acumula en este 2017 una ganancia de 6.16%.

 

¿Qué ha pasado?

Desde el punto de vista de mercados, estamos muy cerca de reiniciar un ciclo de alza en el inventario de crudo de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que normalmente es de octubre a marzo. La correlación entre el precio y el inventario, por lo general, tiende a ser alta y directa.

 

El miércoles, la AIE dijo que el superávit de crudo estaba empezando a reducirse pese al aumento de 5.9 millones de barriles. La producción de crudo en Estados Unidos repuntó a un promedio de 9.4 millones de barriles por día, la semana pasada.

 

Si el precio del WTI confirma un cierre por arriba de 49.50 dólares por barril, habría que voltear a verlo con detenimiento, ya que podría generar un rally dentro del último cuatrimestre del año, al menos de 10% con un objetivo en 54 dólares o hasta los 58 dólares, si hubiera oportunidad.

 

Por otro lado, los pozos petroleros en Estados Unidos se han ido estabilizando ya entre 750 y 800 pozos. Además, la menor producción en Texas también está teniendo su efecto entre la oferta y demanda, y las posiciones en Chicago mantienen una apuesta por las posiciones “largas” en favor de que los precios aumenten.

 

Recientemente se está buscando evaluar si el Programa de recorte de producción diaria por 1.8 millones de barriles diarios establecido por la OPEP y que vence al cierre del primer trimestre de 2018 se pudiera extender por más plazo. Arabia Saudita vuelve a tomar un papel crítico para que se logre.

 

El riesgo geopolítico también influye como un tema de cobertura, en especial si el índice dólar frente a la canasta de divisas muestra un retroceso.

 

En resumen, consideramos que vendrá un período en donde las condiciones de aumento en los precios del petróleo tengan mayor incidencia.

 

¿Qué podría frenar el precio?

 

Consideramos que solamente una fuerte apreciación del dólar por un claro tema de aversión al riesgo pudiera poner en duda este escenario de alza en la cotización petrolera.

 

La mezcla mexicana. Podría ser buen momento para cobertura cambiaria

En el año, la mezcla mexicana, como se mencionó, registra una plusvalía de 6.16% con un precio promedio diario de 44.20 dólares por barril. Actualmente, la cotización alcanza niveles de 49.1 dólares, su nivel más alto en 25 meses. Cerca de 52 dólares, consideramos, existen señales de resistencia técnica por el momento. Podría ser un buen momento de afianzar una cobertura cambiaria que ayude a darle certidumbre al nivel de 46 billetes verdes estimado en el Paquete Económico 2018.

Share This Post:

jrconde