DESARROLLAN PLATAFORMA PARA AJUSTAR SINIESTROS DE AUTOS QUE PERMITE VALORARLOS HASTA EN 70% DE MANERA REMOTA

aut

En el mercado asegurador de México, todo lo concerniente a la atención de los siniestros es un tema extenso y complejo. Es en el “momento de la verdad” (el siniestro) cuando el usuario del seguro se convence de la importancia de este beneficio o sufre un desencanto total.

Julio Pernía, CEO de Bdeo, solución que ofrece un nuevo estándar de peritaje basado en la conexión en tiempo real entre los actores implicados en un siniestro, destaca cómo la plataforma tecnológica desarrollada por esta organización puede prescindir del ajustador de manera presencial hasta en 80 por ciento de los siniestros de automóviles, abatiendo con ello costos y tiempo para la aseguradora y para el asegurado.

¿Qué oportunidades de mejora dentro en el tema de ajustadores y atención a siniestro detectaron y cuál es su propuesta para la industria aseguradora de México?

Cuando llegamos a México nos dimos a la tarea de estudiar el proceso del siniestro; esto es, desde el momento en que alguien reporta un accidente con el coche hasta que se soluciona. Analizando esta situación con varias compañías y rebotando ideas con ajustadores, coincidimos que a través de la tecnología que les mostramos podríamos ser capaces de registrar la experiencia del asegurado durante ese momento clave. El siniestro es clave porque de él depende que, al vencimiento del contrato, el asegurado decida si continúa o no con el servicio prestado.

Ahí hay una oportunidad muy grande para las aseguradoras que está relacionada con mejorar la experiencia del asegurado. Dentro de lo dramático que es tener un siniestro con el automóvil, entre que llega el ajustador y se soluciona el problema, transcurren muchas horas, y es ahí donde nosotros, mediante esta plataforma, facilitamos enormemente que todo fluya rápido y de modo más amigable, con solo una videollamada geolocalizada.

Con ello realizamos la primera valoración del daño y evaluamos si es necesario o no mandar a un ajustador. Si no es necesario, directamente procedemos a un ajuste digital, ahorrando con ello costos y tiempo tanto para la aseguradora como para el afectado.

La plataforma con la que se realiza dicha inspección se conecta en tiempo real con el asegurado, y es capaz de tomar video, foto y hasta mediciones de los daños. Con esos simples adelantos tecnológicos mejoramos la experiencia del usuario, y al mismo tiempo ayudamos a las aseguradoras a reducir sus costos de operación.

¿De qué tamaño podría ser el beneficio en materia económica y operativa para las partes involucradas cuando se involucra en el proceso una plataforma como ésta?

En España hicimos un análisis comparativo de la satisfacción del asegurado referente a lo que sería con el proceso tradicional de atención de un siniestro y el resultado cuando media tecnología de este tipo. Entre las conclusiones resultó que nueve de cada 10 asegurados recomiendan el uso de la plataforma tecnológica por la experiencia que les generó, pues no tienen que esperar al ajustador, se hace un trabajo cercano con el afectado y porque solucionaron su problema rápido y con menos estrés.

Por otro lado, el análisis arrojó que se pueden reducir los costos por prescindir del uso de ajustadores presenciales en 80 por ciento, cifra que es muy significativa, porque en México en algunos casos dicho costo llega a ser hasta de 40 por ciento del costo total del siniestro. Si somos capaces de reducir dicho porcentaje, eso es un ahorro sustancial para la aseguradora.

En síntesis, lo que proporcionamos es una plataforma para mejorar y agilizar todo el proceso, y no para sustituir piezas clave. Es decir, lo que se consigue mediante esta plataforma es que el ajustador, pueda realizar el ajuste de manera remota en 70 por ciento de todos los siniestros, que son estéticos y lamineros.

La mejora es clara para el asegurado, para la aseguradora y para el ajustador: evitamos desplazamiento innecesario del valuador, salvo que requiera su presencia por la gravedad del siniestro. ¿Qué gana el ajustador? Pues nada más que, si de manera presencial en un día podía atender ocho siniestros, mediante este sistema llega a ocuparse de 30 o 40.

¿Cuál podría ser la tendencia en el uso de ajustadores y atención de siniestros en el mediano plazo?

Creemos que la tecnología es un aliado para cualquier sector. Tenemos una plataforma disruptiva que ayuda a los distintos gremios. Consideramos que entre tres y cinco años veremos un cambio en el proceso del ajustador.

Digitalizando los servicios ayudamos a todas las partes. Es probable que en el mediano plazo seremos testigos de la reubicación del trabajo del ajustador. Este perito realizará entonces funciones más cómodas y efectivas; por lo que toca al asegurador, nuestra plataforma le permitirá reducir los costos operacionales, lo que implica que pueda proporcionarle al asegurado pólizas bastante más económicas que las que está ofreciendo ahora.

¿Qué nivel de avance tiene la introducción de esta tecnología en México?

En México llevamos poco tiempo. Hemos hablado con muchos agentes tanto a nivel regulatorio como a nivel compañía y ajustadores. Nos hemos juntado con todas las partes para analizar cómo califican ellos el futuro de la tecnología; para ver si un modelo como el nuestro es viable en México.

Tanto los reguladores como las aseguradoras, incluso los ajustadores, ven la solución como algo muy prometedor e interesante. Estamos lanzando pruebas piloto con distintas compañías para que verifiquen que efectivamente lo que les contamos es real.

Share This Post:

jrconde