CINCO PROPÓSITOS FINANCIEROS Y LA MEJOR ESTRATEGIA PARA ALCANZARLOS

Captura-de-pantalla-2017-01-30-a-las-9.56.32-a.m.

  • Diseña con tiempo tu plan financiero 2017

El escenario económico para este 2017 prevé que enfrentaremos diversos retos, los cuales generan incertidumbre respecto a cómo se comportarán nuestras finanzas personales. Por ello, en la medida que tengamos un plan con objetivos claros y alcanzables, nuestra economía familiar se mantendrá estable y en el mejor de los casos nos permitirá fortalecer nuestro patrimonio e incrementar nuestra protección. Para que el 2017 comience con una perspectiva positiva, Seguros Monterrey New York Life sugiere plantearnos cinco propósitos financieros con estrategias bien definidas para alcanzarlos.

Plan financiero personal 2017: Propósitos, y estrategia para cumplirlos

  1. Viviré sin deudas. Haz un registro de tus deudas y establece un plan de pagos para liquidarlas, comenzando por la de mayor monto. Negocia con tu banco los términos de pago. En muchas ocasiones pueden lograr excelentes tratos que te ayudarán a cubrir tus deudas de una forma más sencilla. Y, una vez que liquides tus deudas, no vuelvas a caer en tentaciones; utiliza el crédito, de preferencia, sólo para adquirir bienes patrimoniales.
  2. Haré un presupuesto y lo respetaré. Diseña un presupuesto considerando tus ingresos actuales detalladamente, así como tus gastos fijos, variables y ocasionales. Toma unos minutos para revisar tu calendario mes con mes y anota todos los gastos ineludibles que te depara 2017.
  3. Haré un registro detallado de todos mis gastos diarios. (Casi tres cuartas partes de los mexicanos no lleva un registro por escrito de sus gastos.) Conocer tu patrón de consumo te permitirá determinar cuál es tu capacidad de ahorro, es decir, el porcentaje que puedo ahorrar. Haz una lista de tus gastos diarios y a fin de mes evalúa cuánto ganaste en ese periodo contra cuánto gastaste: la diferencia será el monto que puedes destinar al ahorro.

Si la diferencia es negativa, significa que estás gastando más de lo que ganas, es decir que estás endeudado. Una de las maneras de nivelar esta situación es analizar tus gastos diarios y comenzar a eliminar tus fugas de efectivo o gastos hormiga.

  1. Comenzaré a ahorrar. (Más de la mitad de la población ahorra; sin embargo, al menos la mitad lo hace de manera informal.) Establece una meta. Esto implica ponerle nombre y apellido a tu ahorro, es decir, determinar para qué quiero ahorrar, qué cantidad necesito y en cuánto tiempo quiero lograrlo. Busca un esquema formal y automatiza tu ahorrar. Tu dinero corre mucho más riesgo si lo guardas “bajo el colchón”.
  2. Protegeré mi presente y mi futuro. (La mayoría de la población carece de algún tipo de seguro). Determina tu nivel de protección actual. Si no tienes seguro de Vida, piensa en adquirir una cobertura adecuada a tus necesidades y presupuesto y de la misma forma piensa en proteger tu salud.

Si hoy estás formando tu patrimonio, tus metas y proyectos podrían truncarse por una situación inesperada, la cual puede preverse si cuentas con un seguro. Y, finalmente, compara entre las diversas compañías y brinda tiempo suficiente para hablar con un asesor; sólo de esta forma tendrás un panorama con suficiente información para tomar la mejor decisión.

Share This Post:

jrconde