Aseguradoras y hospitales españoles dan el salto a Latinoamérica

america-latina-sanidad-pastillas

El mercado iberoamericano se ha convertido en un importante imán para los principales hospitales y aseguradoras españolas, que han visto en el continente una perfecta plataforma para su expansión internacional y disminuir así su exposición al mercado nacional.

El grupo hospitalario Quirónsalud es el último en poner sus ojos en Latinoamérica y baraja distintas posibilidades de crecimiento en Chile, Perú o Colombia, bien a través de acuerdos con socios locales o mediante compras de centros hospitalarios, según ha podido saber elEconomistaAmérica.

El primer operador privado de hospitales en España seguiría así los pasos de otras compañías más especializadas en el segmento turístico como Hospiten o, más recientemente, de Ribera Salud y las principales aseguradoras y mutuas españolas, caso de Adeslas, Sanitas o AMA, centradas en su estrategia de crecimiento exterior en los países del eje andino que ofrecen mayor estabilidad y potencial de desarrollo.

El director general de Operaciones de Hospitales Privados de Quirónsalud, Pedro Rico, explica que el grupo valora sus opciones de entrar a medio plazo en el mercado latinoamericano como operador hospitalario, si bien reconoce que «no hay nada cerrado pero se están estudiando varias operaciones para entrar en la provisión hospitalaria en alguno de estos países».

Bien a través de acuerdos con socios locales o por adquisición de centros hospitalarios en algún país latinoamericano, el modelo de expansión del gigante sanitario español sería similar al utilizado en España, con presencia de hospitales en grandes ciudades para prestar servicios más globales y no solo orientado a la atención del paciente turístico.

La nueva Quirónsalud, controlada por el fondo CVC Capital Partners, no cuenta con presencia internacional hasta la fecha, a pesar de ser, con sus 80 centros abiertos en España, el tercer grupo hospitalario privado europeo por tamaño. El mercado latinoamericano podría ser el nuevo motor de expansión del grupo.

Precisamente el modelo centrado en el turista es el que está desarrollando el grupo Hospiten en el exterior. El grupo fundado por la familia Cobiella cuenta con cinco centros en México tras la compra de tres hospitales en la costa del Pacífico en 2014, dos en República Dominicana y uno en Jamaica donde suma un centro de especialidades médicas, dentro de una red de más de 1.140 camas que le ha permitido diversificar sus ingresos. Hospiten está especializado en la atención médica a turistas y ha seguido una línea de negocio en función de la expansión de las cadenas hoteleras y de la propia demanda de organismos oficiales para cubrir lagunas asistenciales.

Modelo exportable

Otra compañía que está internacionalizando su modelo concesional en América es Ribera Salud. El grupo valenciano propiedad de Centene Corporation gestiona ya dos policlínicos en Lima -el Hospital del Callao y el Hospital Villa María del Triunfo- en la modalidad de colaboración público-privada y cuenta con una participación del 5 por ciento en el capital de ambos centros.

Pedro Fidel Grillo Rojas, viceministro de Salud de Perú, visitó los hospitales de La Ribera, Vinalopó y Torrevieja, el pasado 30 de mayo, en una prueba del interés que despierta en el país andino el grupo dirigido por Alberto de Rosa, que el pasado 17 de junio tuvo la oportunidad de exponer sus ventajas en el Foro Económico Mundial celebrado en Medellín (Colombia).

También es proveedor tecnológico de varios hospitales públicos de Chile con el sistema de historia clínica electrónica Florence y estudia su expansión en otros países, como México, Brasil o Colombia, donde mantiene delegaciones comerciales.

Batalla por el seguro americano

Las compañías de seguros también están apostando fuerte por el mercado latinoamericano. Es el caso de Sanitas, que controla ya desde diciembre el total de las acciones de la filial chilena del grupo Bupa, empresa matriz de Sanitas. Bupa Chile, la antigua CruzBlanca Salud, opera en las áreas ambulatoria, hospitalaria y aseguradora y se ha convertido en la plataforma de crecimiento del grupo en el eje andino. Cuenta también con presencia en Perú, donde opera a través de IntegraMédica, Resomasa y Anglolab.

La sociedad Grupo Bupa Sanitas Chile dispone de tres clínicas propias (Reñaca, Antofagasta y San José de Arica) y abrirá en 2018 su cuarto hospital en Santiago de Chile. Durante 2013-2015, Bupa Chile ha invertido 321 millones de euros en su crecimiento ambulatorio y hospitalario. La aseguradora anunció también en 2015 su inminente entrada en el mercado brasileño, con la compra de una compañía de seguros en la que podría invertir en torno a 200 millones de euros, operación que todavía está pendiente.

Mutua Madrileña, que opera en la modalidad de asistencia sanitaria a través de Adeslas, cerró también en mayo su primera operación internacional con la compra del 40 por ciento del grupo asegurador chileno BCI Seguros por 208 millones de euros. Con esta adquisición, el grupo español aspira a desarrollar su negocio asegurador en otros países de la región, como Colombia, México y Perú, de la mano de su socio chileno, Empresas Juan Yarur, propietario de BCI Seguros y líder en el negocio de salud.

La tercera gran aseguradora sanitaria es Asisa, que ya ha iniciado su actividad exterior en Portugal, Italia, Guinea Ecuatorial y Marruecos, y que trabaja además en un proyecto hospitalario en Omán, en el ámbito de reproducción asistida en México y estudia diversos proyectos en Brasil. El objetivo de Asisa para los próximos años es buscar nuevas oportunidades en Latinoamérica, según reconoce su consejero delegado, Enrique de Porres.

Share This Post:

jrconde