Aguas someras y campos en tierra, la apuesta de Pemex

petroleo-1

Las opciones geológicas de Pemex han cambiado: su crecimiento futuro será en aguas someras —con tirantes de aguas menores a 100 metros—, pero continuarán buscando yacimientos petroleros que estén a profundidades mucho mayores —de entre 5,000 y 7,000 metros de profundidad— a las acostumbradas, además de que no necesariamente deberán hacerse en asociación con otras empresas, informó el director de Exploración de la petrolera.

En entrevista con El Economista, Antonio Escalera señaló que para el corto plazo lo que harán será maximizar la producción que se tiene en los campos asignados en la Ronda Cero, tanto en tierra como en el mar, y reenfocar los esfuerzos que se hacen para sostener los niveles de producción en Ku-Maloob-Zaap (KMZ) y Cantarell.

“Vamos a seguir fortaleciendo las actividades en aguas someras y en tierra; es reforzar la producción en las cuencas del sureste, en producción de tierra y marina, primordialmente mantener los 1.945 millones de barriles de petróleo crudo equivalente” que se comprometieron a producir en el Plan de Negocios, añadió.

De hecho, en Cantarell se podría intentar un proyecto nuevo de farm-out diseñado para procesos de recuperación secundaria.

Explicó que la producción provendrá de los campos que siguen en desarrollo y que han sido descubiertos en los últimos años; además, se está en proceso de migración de otros campos, se está delimitando los yacimientos con nuevos pozos en aguas someras y de esta manera en el 2017 se podrá tener un programa de desarrollo definido para poder llegar en el futuro a una plataforma de producción de 2.2 millones de barriles diarios.

“Ahora, para mantener el actual nivel de producción, se ocupa mucho más actividad que antes. Se acabó la época de los grandes yacimientos; ahora veremos campos que produzcan de 1,500 a 5 ,000 barriles diarios y no 800,000 como en KMZ”, advirtió.

En la parte de aguas profundas, Escalera Alcocer explicó que lo que sí están definiendo, ya con mucha claridad, es que privilegiarán los farm-out, de la misma manera en que se está haciendo con Trion.

“La apuesta de Pemex son aguas someras, campos en tierra —que son muy atractivos si ya se tiene algún tipo de infraestructura de transporte o almacenamiento—; todo ello con recursos propios, y en aguas profundas las asociaciones que pasarán por las manos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH)”, comentó.

La meta es mantenerse arriba de 1.9 millones de barriles diarios en un precio que no parece vaya a repuntar más.

El director de PEP dijo que KMZ es el campo más importante que tiene México; lo sigue Cantarell, el cual seguirá en un proceso de declinación natural, pero hay buenas noticias para este yacimiento porque es candidato a un farm-out que traería nueva tecnología para aumentar la producción de aceite.

“Puede haber mayor recuperación trayendo nuevas ideas, nuevos conceptos que permitan incrementar el factor de recuperación de Cantarell; no llegar a los números que se tuvo en el pasado, pero sí frenar la declinación y mantener su nivel de producción por mucho más tiempo”, aclaró.

Los planes de PEP son incrementar la exploración cerca de esas áreas y tener al menos siete equipos de jackup operando en la zona, en aguas someras del Golfo de México, principalmente en la sonda de Campeche, en el litoral de Tabasco y en parte de Veracruz.

En tierra se van a tener al menos cuatro equipos en operación, ya hay dos en marcha y está por iniciar un tercero. “La ventaja de la exploración en tierra es que si el descubrimiento está cercano a infraestructura lo podemos conectar y eso va a ayudar a la plataforma de producción”, explicó.

Share This Post:

jrconde