ACCIDENTES EN MÉXICO ABSORBEN 1.7% DEL PIB

Captura-de-pantalla-2016-04-18-a-las-10.31.06-a.m.

En México ocurren, en promedio, 2.4 millones de accidentes viales cada año, que absorben alrededor del 1.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según estadísticas de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En torno a esta situación, los involucrados presentan problemas por falta de ingresos debido al costo prolongado de la atención médica, la rehabilitación o el fallecimiento, y muchas familias de bajos o medios ingresos caen en la pobreza.

Así lo indicó Luis Álvarez, director de Autos y Daños de AMIS, quien agregó que “por cada persona que muere en un accidente de tráfico, hay por lo menos otros 20 con lesiones importantes, aunque no mortales; y estas consecuencias pueden tener un impacto considerable en la calidad de vida e implicar costos económicos significativos”.

El directivo destacó que la mayoría de estos hechos son prevenibles. Lamentablemente, el responsable de un accidente grave “muchas veces tiene que vender su patrimonio para poder resarcir los daños a las víctimas, y éstas se convierten en una carga pesada tanto para los hogares como para las economías nacionales”.

Álvarez señaló que, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas, casi el 50 por ciento de las muertes por accidentes de tránsito en el mundo se deben a colisiones y ocurren en usuarios de la vía pública, como peatones (22 por ciento), motociclistas (20 por ciento) y ciclistas (dos por ciento), quienes cuentan con poca o nula protección.

El funcionario de la AMIS añadió que en el continente americano un porcentaje elevado de decesos corresponde a los ocupantes de vehículos, con 35 por ciento, por lo general por exceso de velocidad.

“Debemos tomar conciencia de que todos somos responsables de los daños que causemos como conductores de vehículos, tengamos una póliza de seguro o no. El seguro es una herramienta financiera para disminuir el impacto de los gastos que nos generará un accidente. Nadie quiebra o ha quebrado por pagar su póliza; sin embargo, muchas familias quedan en la ruina cuando no la tienen”, indicó Luis Álvarez.

Finalmente, Álvarez dijo que la AMIS recomienda revisar el monto máximo de cobertura a quienes cuenten con una póliza, para que de este modo garanticen la protección a las personas, las familias y las empresas.

 

Share This Post:

jrconde