5 TENDENCIAS REVOLUCIONARÁN TECNOLÓGICAMENTE A LAS ASEGURADORAS EN 2018

Hoy en día es difícil imaginar un mundo sin tecnología. Las innovaciones digitales cobran cada día mayor vigencia, y aquellas empresas que han decidido adoptar lo último en innovación digital empiezan a gozar de los beneficios que este tipo de herramientas proveen.

Negocios como los seguros también viven su especial y particular transformación, y debido a ello es cada vez más común que las aseguradoras empiecen a operar con tecnologías que en otros sectores ya han dado resultados comprobados de innumerables ventajas.

En el marco del Consumer Electronic Show 2018, celebrado en Las Vegas, Estados Unidos, Accenture, compañía especialista en consultoría y tecnología, reveló lo que considera que serán las cinco tendencias que revolucionarán tecnológicamente a las instituciones de seguros en 2018 y que tienen la especial característica de potenciar cualquier línea de negocio dentro de una organización:

  1. Inteligencia artificial. La inteligencia artificial se perfila como una de las tecnologías más dominantes de los próximos años. Las aplicaciones, dispositivos y redes se integran cada día más a este tipo de ambientes digitales, por lo que invertir en esta herramienta es un gran acierto.
    De acuerdo con lo apuntado por Accenture, la inteligencia artificial combinada con la analítica ayuda a crear productos más útiles, amigables y atractivos para los consumidores a través de soluciones como los asistentes personales o los servicios de atención al cliente.

Horacio Fernández, socio director de Tecnología de Accenture México, indicó que la inteligencia artificial ya no es vista como una herramienta ajena dentro de los ambientes corporativos, sino como una parte real y rutinaria de los negocios y productos. “La inteligencia artificial se concibe más como una conexión inalámbrica; o sea, es algo que esperamos encontrar prácticamente en todos lados, lo cual generará que se desarrollen productos y servicios que realmente mejoran las experiencias de los clientes”, agregó.

  1. 5G y el internet de las cosas. La nueva era en las comunicaciones inalámbricas tiene por nombre red 5G. Esta nueva plataforma móvil promete múltiples gigabits por segundo de transferencia de datos a través de redes celulares.
    Según Accenture, este nuevo estándar se extenderá a los grandes mercados en 2020; sin embargo, advirtió que la verdadera competencia entre los proveedores de servicio ha comenzado ya y va más allá de las empresas que ofrecen servicios de telecomunicaciones, puesto que dispositivos como la ropa biométrica, drones y vehículos autónomos también requieren una robusta conexión a internet para entregar una buena experiencia a los usuarios.
  2. El blockchain es el verdadero protagonista detrás del boom de las criptomonedas como el bitcoin. Accenture señaló que mientras que este tipo de monedas fluctúan en valor, la tecnología central de la cual se desprende su operatividad, como lo es el blockchain, ofrece un gran potencial, ya que dicha disrupción será como un libro digital descentralizado que registra y comparte de manera transparente y muy segura información sobre pagos y otros movimientos.

La consultora apuntó asimismo que el blockchain transformará radicalmente las aplicaciones comerciales gracias a que tiene la capacidad de soportar pagos, ofrecer servicios de banca, mejorar procesos de atención médica y optimizar los sistemas de transporte.

  1. Dispositivos interconectados. Los software, cada día más sofisticados, ayudan a que los productos, servicios y dispositivos sean realmente más inteligentes. A través de estos sistemas informáticos se tiene la posibilidad de ofrecer capacidades más completas y personalizadas; por ello, celulares, monitores de salud portátiles, computadoras personales y televisores contienen prestaciones inimaginables e interconectadas que mejoran lo experimentado hasta ahora.
  2. Automóviles inteligentes. Automóviles inteligentes y servicios digitales como la telemática son algunas de las promesas tecnológicas que más expectativas han generado en los últimos años. Pese a que restan un sinfín de retos de ingeniería, regulación y usabilidad, Accenture considera que estos desafíos se pueden superar con avances en capacidades predictivas, funciones de conducción inteligentes, soluciones de algoritmos, inteligencia artificial e interfaces humano-máquina intuitivas, como la voz.

La consultora afirmó que las herramientas antes mencionadas -conjugadas con los datos que arrojen los vehículos y que deberán ser procesados- permitirán que la experiencia de manejo del usuario sea segura mucho antes de lo que se prevé.

Share This Post:

jrconde